Etiquetado: Innovación

Son los dependientes necesarios para los clientes.

Hace poco Amazon anuncio su intención de abrir un nuevo tipo de tienda. La propuesta de Amazon Go es eliminar las colas, las esperas y la necesidad de tener que realizar cualquier tipo interacción para el pago o cualquier otra cosa. Simplemente entras en la tienda, eliges lo que quieres comprar y sales tan tranquilamente con tus comprar, simple, sencillo, eficiente…

… y sin interacción humana.

 

Más allá de la novedad del sistema o de los posible retos técnicos que representa. Para mi la parte más importante es el abanico de posibilidades que este tipo de sistemas pueden abrir y el impacto que pueden provocar en nuestro día a día como consumidores.

Pongo un ejemplo: hace unas semanas mi familia visito Paris durante unos días coincidiendo con las restricciones de circular en coche por la ciudad a causa de la polución. Resulta que cuando esto ocurre, el transporte público pasa a ser totalmente gratuito, lo implica que no tienes que comprar ningún tipo de billete, los tornos y puertas de entrada y salida están completamente abiertas sin ningún tipo de restricción.

Esto hizo que la experiencia de utilizar el transporte público en Paris, no solo por el ahorro que implica no tener que comprar billetes, también porque en nuestro caso, con dos niños pequeños de 6 y 8 años, que además de pequeños son dos auténticos demonios a los que les encanta jugárnosla a cada momento, paso de ser una potencial pesadilla a una autentica delicia.

Y no solo en el metro, os imagináis pasar los controles del aeropuerto sin tener que pasar por todos esos trámites que te hacen sentirte como un potencial terrorista, o ir al cine sin tener que esperar una sola cola ni tener que compara entradas. Las posibilidades pueden ser infinitas.

Mi principal conclusión es que aunque no nos diéramos cuenta, la interacción humana era algo que no añadía valor a todo este tipo de actividades, era algo que ocurría porque no se podia hacer de otra manera, ahora la tecnología nos permite evitar este paso y por tanto eliminar un importante dolor para nuestros clientes.

¿Cuanto creéis que van a tardar en empezar a eliminar y automatizar este tipo de puestos de trabajo las grandes compañías de retail?

¿Que ocurrirá entonces con los más de 7 millones de empleados, entre cajeros y vendedores, que trabajan en este sector?

Por cierto, mis dos diablillos al final consiguieron darnos esquinazo en Eurodisney en la atracción del Curioso Laberinto de Alicia, donde tardamos 45 minutos en volver a encontrarlos…

..de momento siguen castigados.

 

 

Anuncios

La disrupción es hacer aquello que no estas dispuesto a hacer

La disrupcion es hacer aquello que no estas diapuesto a hacer, al menos a priori.

Recientemente, en una conversación sobre innovación con un alto directivo, este me comento literalmente: “lo que no vamos a hacer es montar restaurantes”. Dando un poco más de contexto a la conversación, estábamos hablando de los diferentes horizontes de la innovación: incremental, donde principalmente actuo sobre mi modelo de negocio actual haciendolo más efectivo y productivo; radical, donde realizo modificaciones importantes de mi modelo de negocio cambiando alguna parte del mismo, principalmente nuevos productos para mis clientes o nuevos clientes para mis productos, pero no solamente, también nuevos canales, nuevas maneras de obtener beneficios, etcétera; y finalmente el horizonte disruptivo donde creo modelos de negocio totalmente nuevos.

Trabajar en un horizonte disruptivo no solo requiere paciencia y recursos, también requiere estar abierto a cualquier tipo de posibilidad. Nadie se podria imaginat que la mayor panificadora del país es al mismo tiempo la mayor petrolera o que Fujifilm terminaría fabricando cosméticos, entre muchos otros ejemplos. Porque disrupcion se utiliza para nombrar a aquello que produce una ruptura brusca, pero no de una manera brusca en el tiempo, si no de una manera brusca sobre nuestras creencias. 

¿Entonces que es lo que tenemos que hacer? Una aproximación que me gusta bastante es la de la solución de las 3 cajas de Vijay Govindarajan que apuesta por trabajar en tres cosas: gestionando el presente para mantener el negocio actual, olvidando de manera selectiva el pasado y finalmente trabajando en el fututo que sera lo qur nos genere negocio a medio o largo plazo. 

El presente y el futuro son evidentes, el pasado no lo es tanto. Olvidar que nos ha hecho exitosos en el pasado puede parecer incoherente, pero fue justamente esto lo que hizo que compañías como Kodak quedaran ancladas en su modelo de negocio y no supieran aprovechar, a pesar de ser los inventores denla misma, la disrupcion provocada por la fotografía digital. 

Es por eso por lo que la disrupción es estar dispuesto a todo, incluso a olvidar nuestro pasado.

Volver a lo sencillo

IMG_20160706_103155

Otra vez tuve el enorme placer de acompañar a Ángel Largo  Jose Luis Casero , Gema Moreno, Hugo Calvo @hugocalvogama y  Jaime Martínez y hablamos sobre la vuelta a lo sencillo.

Como reacción aun mundo cada vez más complicado lo único que se nos ocurre es responder con más complicación. Metodologías, comités, estructuras, jerarquías….

Pensamos que la tecnología nos va a ayudar y justamente conseguimos lo contrario.

También hablamos de innovación y del número de Dumbar, pero lo mejor es que lo escuches directamente en el podcast de Humor&Co: link.

 

 

Memento Mori

En la antigua Roma cuando un general después de alguna victoria importante desfilaba triunfal por las calles de Roma existía la costumbre de colocar un esclavo detrás de el que le iba susurrando la frase “memento mori” (recuerda que vas a morir) para recordarle las limitaciones de la naturaleza humana y evitar de alguna manera que la soberbia por los logros conseguidos le hiciera creerse algún tipo de dios infalible.

Muchas compañía tienen colocados sus principales valores por todas partes, incluso algunas en mármol con letras doradas a la entrada de sus oficinas pero pocas se atreven a poner algo similar al “memento mori” como hacían los romanos. Pero si te vas a la entrada principal de Facebook y te atreves a mirar en la parte trasera de la señal que hay a la entrada te llevarás la siguiente sorpresa:

sun

Parece ser que Marck Zuckerberg dejo de manera intencionada este mensaje a sus empleados para mantenerlos motivados que nunca olvidaran lo que te puede ocurrir si pierdes el foco  en aquello que es importante.

fb

Todos recordamos la historia de Sun. Durante los años noventa la compañía fue uno de los iconos de la innovación en Silicom Valley, creando productos como Solaris y Java. Pocos años después, en 2009, fue adquirida por Oracle.

Disrupción Silenciosa

radiation-646215_640Cada vez que se habla de disrupción parece que se trata de algo que va a ocurrir como una explosión atómica, algo súbito y destructivo que sucede en cuestión de milisegundos y que cambia modelos de negocio completos al instante. En realidad la autentica disrupción sucede de manera silenciosa, exactamente igual que la radiación atómica, sin que la notemos, haciendo mella poco a poco, roentgen a roentgen hasta que ya es demasiado tarde y ya no podemos hacer nada.

Ese es el tipo de disrupción, la que describe Clayton Christensen, en la que un producto más simple o de inferior calidad se introduce en el mercado y va escalando poco a poco hasta que desplaza a los competidores ya establecidos en el mercado.

Esto es lo que le sucedió a los mainframes por culpa de las minicomputadoras, a las minicomputadoras por culpa de los PCs, y últimamente a los PCs por culpa de los smartphones (las ventas de PCs se han desplomado un 40% en 5 años).

Por eso es importante entender las herramientas con las que contamos para poder medir el grado de disrupción al que se esta sometiendo nuestro negocio, existen multitud de herramientas: el Hype Cycle de Gartner, el Megatrends de Ascent Atos, Trendwatching ….

Pero esta es la parte que todo el mundo ve, como la primera página de Google, el problema esta en como detectar aquello que no es evidente pero que de manera casi imperceptible va haciendo crecer esta dosis de disrupción. Es para esta disrupción sileciosa para que la que nos tenemos que preparar, porque una vez que hayamos recibido una dosis lo suficiente grande de la misma, ya no podremos hacer nada.

Todos los negocios establecidos, incluso las startups están expuestas a esta innovación silenciosa. La única manera de escapar de ella es convertirnos en la propia disrupción, la radiación generada por reactor número cuatro de Chernobil durará durante miles de años, lo que esta a su alrededor todos sabemos lo que ha cambiado en unos pocos años.

 

Los violinistas del Titanic

Seguro que has oído cientos de veces la historia de los violinistas de Titanic, que cuenta que se quedaron tocando impasibles hasta que el barco termino de hundirse.

Este hecho casi romántico, de otra época en la que la gente era más honorable y era capaz de morir a causa de un noble propósito, además de triste, me parece realmente aplicable a mucho de lo que esta sucediendo hoy en día. Me recuerda a esas personas y empresas que se empeñan en hacer todos los días lo mismo a pesar de que están viendo el barco hundirse.

Sinceramente creo que lo que ocurrió no fue un acto extremo de valentía y de coraje, creo que esta gente siguió haciendo lo que les habían pedido que hicieran y fueron incapaces de hacer algo diferente, de tomar el control por si mismos y de hacer algo diferente a lo que se les había pedido.

Seguir tocando es lo que nos queda cuando no nos atrevemos a hacer otra cosa, aunque seamos plenamente conscientes de que todo terminará de manera trágica. Y así es como terminaron estos músicos.

A mi me la historia me habría gustado más si estos violinistas en lugar de adoptar una actitud pasiva, se hubieran dedicado a salvar la vida de otros pasajeros del Titanic.

¿Cuantas veces nos esta ocurriendo esto en nuestro vida cotidiana y en lugar de levantar la mano y quejarnos, lo único que hacemos es seguir tocando?

 

No podemos obtener respuestas diferentes haciéndonos las mismas preguntas

Cuando empezamos cualquier tipo de proyecto lo primero que nos surgen son un montón de preguntas. En muchas metodologías, no sólo de diseño, también de management, se hace mucho hincapié en hacer preguntas, como hacerlas, el qué vs el para qué, los cinco porqués, etcétera… Y no nos olvidemos del coaching donde todo se basa en una adecuada realización de preguntas.

Podríamos adaptar la famosa frase de Albert Einstein “no podemos obtener resultados diferentes haciendo lo mismo” aseverando que “no podemos obtener respuestas diferentes haciéndonos las mismas preguntas”. Si se trata de obtener nuevas soluciones a un problema, no pueden ser las mismas preguntas que nos hemos hecho durante toda la vida y de las que ya sabemos las respuestas.

Si queremos explorar nuevas posibilidades, las preguntas tienen que ser, además de diferentes, suficientemente abiertas para permitir diversas soluciones, pero al mismo tiempo tenemos que evitar que sean tan abiertas que las respuestas no nos permitan resolver el problema ya que la respuesta este muy alejada de la solución del mismo.

Y para saber si nuestras preguntas son adecuadas que mejor que hacernos unas cuantas preguntas como las siguientes:

¿Están nuestra preguntas orientadas al impacto que queremos generar?

¿Permiten diferentes respuestas?¿Nos permiten explorar diferentes soluciones?

¿Tenemos en cuenta el contexto y las posibles restricciones del mismo?

No existen fórmulas mágicas, pero aquellas que nos ayuden a iniciar conversaciones, a contar historias sobre aquello que nos preocupa, sobre cuáles son las posibles soluciones, los diferentes puntos de vista, etcétera, esas son las realmente las preguntas importantes.