Poniendote en el sitio de tu cliente de manera extrema.

La verdad es que solo he visto dos capítulos y este programa me tiene con lo ojos abiertos como platos…  Lo se, seguro que hay un montón de cocina por detrás y la realidad será algo muy diferente, al fin y al cabo se trata de un reality show y lo que quieren es obtener la mayor audiencia posible.

rsz_fit2fat2fit_reality_show

Estoy hablando de Fit to Fat to Fit donde en cada capítulo un entrenador personal mazo de “mazao” engorda durante cuatro meses para luego poder adelgazar durante otros cuatro meses al mismo tiempo que su cliente, que suele el pobre gordito o gordita que ha probado mil tipos diferentes de dietas y métodos para adelgazar pero que nunca ha conseguido su objetivo.

Independientemente del programa, la reflexión que me trae de cabeza es como se podría hacer eso de manera habitual en otros entornos. Si lo miramos bien este es el caso probablemente más fácil, ya que supone un cambio asociado “simplemente” a nuestro físico. Es cierto que existen técnicas como el cliente misterioso o el shadowing que nos pueden ayudar a empatizar con lo que siente un cliente de una manera directa, pero seamos sinceros, en la mayoría de los casos esta experiencia será satisfactoria si no, ese producto o servicio hace tiempo que habría desaparecido del mercado.

Me refiero a esos pocos casos ya sean memorables o desastrosos que son realmente los que pueden hacer nuestro producto o servicio diferente. Y estaréis conmigo en que es difícil pasar por esos momentos con las técnicas que hemos comentado antes en muchos sectores, por ejemplo, qué podemos hacer para sentirnos como un “millenial” si tenemos mucha más edad, ponerse gordo puede ser cuestión de meses o semanas pero no se puede rejuvenecer, al menos por ahora. Trabajo en una empresa de seguros donde en muchos casos nuestros clientes recurren a nosotros tras una auténtica tragedia. Cómo te puedes poner en el lugar de alguien que ha tenido un accidente grave de coche, o que le acaban de robar en casa….

No sé, tal vez la realizad virtual o la creación de una especie de “pueblo inglés” donde durante un tiempo te veas sometido a una simulación casi real de ese tipo de situaciones, tal y como hacen los pilotos de avión en los simuladores. Pero aún en esos casos existiría el sesgo de saber que es una experiencia simulada, ganar 30 kilos es real, es algo físico, esa es la diferencia.

Aunque nunca se sabe, recordad los locos experimentos psicológicos de los setenta como el de la cárcel de Stanford

stenford

La empatía es una herramienta muy potente, pero se puede sustituir por una experiencia de primera mano ¿¿…??

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s